Ser pareja o papás, ¿Cuándo se volvieron excluyentes?

37684793_10209431323379689_4647188952535531520_o

No saben cuantas veces oí antes de tener a Sebastián: “Cuidado y no descuides a tu marido, es muy importante que siga siendo tu prioridad” y no saben cuanto me chocó oírlo. Es como si las mujeres a fuerza tuviéramos que poner como prioridad a la pareja o a nuestros hijos antes que nosotras, que es obvio que lo haces (Muy mal, pero es cierto) pero no tienen porque decírtelo. Alguna vez mi mamá me dijo que gran parte de los problemas de las parejas cuando tienen hijos es que la mujer se vuelca a cuidarlos y los hombres se dedican a hacer una vida aparte, y creo que tiene muchísima razón. Cuando nos convertimos en mamás es cierto que nuestro mundo gira en torno a un bebito, pero no sin justificación. Al final del día, ese bebé depende de ti para darle de comer, cuidarlo, protegerlo y enseñarle el mundo. Tu vida va a girar entorno a él porque depende física y emocionalmente de ti. No podemos creer que nuestro mundo no va a cambiar porque te digan que tu prioridad tiene que ser tu esposo, a el no le va a pasar nada si no le haces de comer, a tu bebé sí.

Sí, los primeros años de tu vida vas a tener que dedicarle la gran mayoría de tu tiempo pero, ¿Por qué solo tu? Cuando decidieron tener un bebé lo hicieron en pareja, cuando se casaron lo mismo, ¿Por qué tendría que ser diferente criarlo? Por supuesto que las mamás tenemos un rol mucho más activo en la vida de nuestros hijos porque la gran mayoría ya sea que se quede a cuidarlo o tenga un trabajo, los niños siempre van a necesitar más a su mamá. Pero eso no significa que los papás no deban de tener un rol activo en la crianza, hoy en día la sociedad ha evolucionado tanto que los hombres ya tienen hasta permiso de paternidad, para poder hacerse cargo de sus bebés al nacer.

Pero creo que va más allá de las responsabilidades y obligaciones de cada papá, tiene que ver más con la comunicación y siempre estar en el mismo canal. Cuando no tenemos bebés la vida en pareja es mucho más sencilla, hacemos lo que queremos en el momento en que queremos, nos vamos de viaje, salimos de antro o a cenar, podemos estar un domingo sin movernos de la cama los dos solos, y siento que eso se pierde un poco cuando nace nuestro primer bebé. Las cosas se vuelven mucho más planeadas, tenemos que checar tiempos y ver a que hora le toca comer, dormir, bañarse etc. Ya la espontaneidad se pierde y todo casi casi es con previa cita, es como: “Hoy a las 9 ya que se haya dormido el bebé tu y yo tenemos una cita para cenar” jaja ¡Que horror! Siento que eso es lo que más le cuesta a las parejas entender, que ahora ya no todo gira entorno solo a los 2, sino que ya son 3. Y queramos o no, el tercero en esa relación, por lo menos los primeros meses de vida, va a ser la prioridad.

Cuando hablamos de los roles de la pareja, la gran mayoría le atribuye a la mujer el cuidado de los niños y del hogar, y el hombre esta libre para salir y conquistar el mundo. El problema de ese arreglo es que muchas veces hacemos vidas aparte en lugar de hacer una vida juntos. La mujer esta completamente metida en la casa y el hombre sale y hace su vida. Cuando los dos están involucrados en la crianza de los niños, esto se ve reflejado en la estabilidad emocional de los bebés y de la pareja, existe una complicidad única entre los papás y al final los une mucho más como pareja.

Creo que es importante que este tema se platique antes de embarazarte o por lo menos una vez que ya estes embarazada, para que no se creen problemas que se pueden hablar y solucionar desde antes. Cada quien conoce a su pareja y se conoce a si mismo, es fundamental que se definan las responsabilidades de cada quien desde antes y de esa forma evitar conflictos una vez que nazca su bebé. Por ejemplo: ¿Van a trabajar los dos, o solo uno? ¿Quién va a estar encargado de bañarlo, darle de comer (Si es fórmula o más adelante), de cambiarle los pañales, etc.?

Antes de tener a Sebastian, Derek y yo platicamos mucho de como queríamos que fuera nuestra relación después de que naciera nuestro bebé. De como queríamos disfrutar de esta etapa juntos y que teníamos que entender que al ciclo de espontaneidad le íbamos a poner pausa. Que al principio iba a ser difícil entender que no podíamos hacer toooodo lo que queríamos hacer justo cuando queríamos, que a lo mejor nos perderíamos fiestas, comidas, viajes y hasta amigos pero que si estábamos juntos en esta etapa todo iba a estar bien. Al final del día, la vida son ciclos y etapas que se unen, y tenemos que comprender que no porque termine una quiere decir que no vamos a disfrutar la siguiente.

Hoy, Derek y yo disfrutamos más que nunca estar juntos solitos cuando se duerme Sebastian, y también juntos los 3 cuando está despierto. Ahora los sábados se volvieron día familiar y buscamos hacer actividades para disfrutar los tres. Los viajes que tenemos planeados los hacemos entorno a actividades que le puedan gustar a Sebastian y que realmente las podamos disfrutar juntos en familia. Sí, a lo mejor ahorita no tenemos viajes planeados los dos solos, porque yo soy de la idea de que nadie tiene que hacerse cargo de tus hijos mas que tu, pero a lo mejor en un futuro cuando Sebastian ya no dependa tanto de nosotros, los haremos. Y en lugar de salir a cenar pedimos take out,  vemos las películas que están en el cine meses después y nos vamos temprano de las fiestas y comidas, pero todo eso vale la pena si lo hacemos juntos los dos. No porque seamos papás quiere decir que dejemos de ser una pareja, o que porque cambie la relación a fuerza tiene que ser algo negativo. Recuerden que tenemos que fluir con la vida y no resistirnos a los cambios, un bebé siempre va a cambiar lo que conocíamos antes, pero si fluimos con este cambio y lo hacemos juntos como pareja al final, todo va a ser para mejor.

¿Ustedes como sienten que ha cambiado su relación? Platíquenme en mis redes sociales o aquí abajo en los comentarios.

Besos,

Domenica

2 thoughts on “Ser pareja o papás, ¿Cuándo se volvieron excluyentes?

  1. Creo que lo explicas maravillosamente, son ciclos y al entender que todo tiene un fin eres más consciente de disfrutar cada etapa, mi esposo y yo estamos disfrutando está nueva etapa de papás y no nos ha pasado el no salir o cambiar nuestras rutinas, sabemos que más adelante tendremos espacios para hacerlo, pero perdernos está etapa del bebe si nos pesa, una cita perfecta es bebe dormido y los dos viendo una película, creo firmemente que si dejas fluir la etapa la pasarás mejor y tu bebé tambien

    Like

    1. Ale! Justo me pasa lo mismo que a ti, el disfrutar de esos momentos con tu bebé no tiene precio y cuando por fin está dormido el tener aunque sea 30-45 minutos con tu esposo es lo máximo! Mil gracias por compartir ❤️

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s