Mis 10 favoritos para un recién nacido en casa

1. Moises o colecho

Uff esto me salvo la vida, el tener a tu bebé cerca de ti es super importante para esos momentos de estrés en dónde no sabes si está bien o no.

2. Esposo

Una de las cosas que más disfrute en esta etapa fue tener a mi esposo en casa. El también hizo una conexión muy especial con Sebastián y lo disfruto creo que tanto como yo.

3. App de lactancia (Medela o alguna otra)

Siempre es importante que ya sea que le estés dando pecho o fórmula a tu bebé llevar un record de cuánto le diste y a que hora. En estos momentos tu cabeza y la falta de sueño no ayudan a tu memoria así que te recomiendo que lleves un record en tu celular o en una libreta.

4. Mecedora y una mesita al lado

Durante esas tomas de la madrugada una mecedora te sirve muchísimo porque te mantienes relativamente despierta con el movimiento y los descansa brazos te ayudan a tener una buena posición con tu bebé. La mesita te sirve para tener todo lo que necesites cerca sin que te tengas que mover, así te facilitas las tomas y la vida! Recuerda siempre tener agua y algo de comer en la mesita al igual que trapitos para limpiar a tu bebé.

5. Que tú doctor tenga WhatsApp

Yo creo que sin esto me habría vuelto loca! Ahora con toda la tecnología que tenemos y soluciones tan fáciles la verdad es que te salva la vida que tu doctor te pueda contestar las dudas por mensaje ! Mi pediatra me decía que si era una emergencia le marcara pero de repente surgen dudas que no son urgentes y que con un mensaje te quedas tranquila y ya él te contesta cuando tiene tiempo. Más siendo una mamá primeriza y los primeros días fácil le marqué 10 veces por tonterías jaja

6. Rutina

Esto es yo creo que lo más difícil pero es lo más importante para mi con un bebé recién nacido. Acuérdate que ellos están conociendo el mundo, para ellos que su día sea predecible y que tenga constancia es súper importante, así ellos se sienten seguros y saben que pueden depender de ti. Recuerda que todo es nuevo para los bebés, les da miedo y no saben que pueden esperar, si les creas una rutina poco a poco van a empezar a tranquilizarse y entender que todo va a estar bien.

7. Paciencia

Creo que repito este punto en todos mis posts, esto es lo que más me ha costado trabajo y lo que sí o sí tienes que aprender.

8. Libro de bebés (What to expect the first year)

Ufff un mega libro que literal te explica TODO acerca de tu bebé, que es normal, que hace en cada etapa, que puedes hacer con el, cómo solucionar los problemas más típicos. Tiene hasta una sección de preguntas de mamas como tú y como yo así que todo lo que se te ocurra lo puedes encontrar ahí!

9. Taco de cobija (Swaddle)

Cuando están recién nacidos, los bebés se asustan fácilmente con el movimiento de sus manos, por eso te recomiendan que los hagas taquito para dormir. Hay bebés que no les gusta estar completamente amarrados, como a Sebastián, así que yo lo que hacía era hacerlo taco solamente de la cintura para abajo. Alguna vez en sus tardes histéricas lo hice taco completo y funcionó porque les da contención y se sienten más tranquilos.

10. Kindle o libro para leer mientras le das de comer

En las madrugadas eternas cuando le das de comer a tu bebé me di cuenta que en lugar de perder el tiempo viendo Instagram o Facebook lo podía usar leyendo y aprendiendo acerca de mi bebé. Así que durante esas tomas usaba mi iPad para leer libros que me ayudaran a entender las etapas de mi bebé y de vez en cuando también alguna novela para distraerte! Es un súper momento que a veces podemos desperdiciar viendo Instagram o Facebook!

Besos,

Domenica

Ser mamá en la era de Instagram y no morir en el intento…

Hay un millón de cosas increíbles de vivir y ser mamá hoy en día como por ejemplo que la información está al acceso de todo el que quiera, que tenemos una cámara profesional al alcance de tus manos las 24 horas del día, la redes sociales y sobre todo la tecnología. Pero al igual que tenemos acceso a todas las cosas positivas también estamos expuestos a las negativas.

En un mundo en donde lo primero que haces al levantarte es meterte a las redes sociales y para ser más específica a Instagram es muy difícil no perderse de vez en cuando. Todo el tiempo estamos expuestas a información, imágenes, blogs, y gente famosa que pueden afectar nuestras vidas de manera positiva y negativa. El ver blogs e imágenes de gente con “vidas perfectas” y las pongo entre comillas porque de verdad por más que tengan una vida padrísima y que sea justo lo que quieren nadie, repito, n-a-d-i-e tiene una vida perfecta. Siempre hay problemas, cosas que nos gustaría cambiar y algo que deseamos y no tenemos. Pues el ver a todas estas personas que exponen una vida perfecta, nos afecta y bajonea horrible, por lo menos a mi sí.

A veces no comprendemos que lo que nosotros proyectamos en un blog o en nuestras redes sociales puede tener un impacto enorme en la vida de las demás personas, por eso debemos de ser super cuidadosas con lo que subimos y sobre todo a quienes seguimos. Aparte de todo esto, se nos olvida que la vida que proyectamos todos (sí, absolutamente todos) en las redes sociales es una parte editada, pensada y planeada de nuestra vida en realidad. Todos alguna vez hemos editado una foto, hemos pedido que nos tomen una foto posando e incluso hemos puesto algo en lo que no estamos 100% de acuerdo. Y para acabar de complicar esta situación cuando vemos las redes sociales de las demás personas no procesamos que no es su vida real, entonces empiezan las comparaciones, los estándares altísimos que nos ponemos de una vida perfecta, e incluso la depresión.

Desde antes de empezar este blog, cuando estaba embarazada, me acuerdo que seguía miles de cuentas de mommy bloggers y de famosas en la misma etapa que yo, y que horror como me comparaba. Si fulana engordó solo 9 kilos, si tal tiene una mejor carriola, si ella hace ejercicio y yo no, si la otra se fue a Houston a comprar tal. De verdad no saben todo lo que pasó por mi cabeza, les juro nada era suficiente para mí. Si compraba la carriola de mis sueños ya no me sabía igual porque ya quería la que tenía una mommy blogger, ya empezaba a distorsionar mi realidad y todos mis estándares. Y ahorita que soy mommy blogger peor, porque estoy expuesta a 400 marcas, 400 cuentas, 500 mommy blogs y ya no sabes ni que es lo mejor ni que es lo que realmente quieres tú. Muchísimas veces me ha pasado que estoy necia con que quiero algo y al final me siento a reflexionar de porque quiero eso y es para competir con alguien que 1. Ni me conoce y 2. Ni le importa y ultimadamente a mí menos.

Vivir en este mundo de Instagram es super difícil si no tienes claro quien eres, e incluso a veces aunque lo tengas claro te puedes perder. Las invito a de verdad reflexionar sobre las cuentas que siguen y también a reflexionar lo que ustedes suben a sus redes sociales. Se que el decir y pedir que seamos más reales y auténticas en las redes sociales es complicado y que es difícil de lograr, pero lo que si podemos hacer es comenzar a discernir y realmente separar lo que queremos en nuestras vidas y a quien queremos de ejemplo en Instagram o Facebook. No todas las cuentas son iguales, ni todas expresan ni transmiten las mismas cosas, tratemos de buscar gente que nos llene, que nos haga mejores personas y que sus valores se asimilen a los nuestros, por ejemplo: si no son mamás fit y de verdad les causa estrés y preocupación su peso y figura, no sigan mujeres que hacen ejercicio todo el día y tienen un cuerpazo, porque lo único que va a pasar es que se van a frustrar. No porque sea malo ser una mamá fit ni porque transmitan una imagen negativa sino porque no va de acuerdo a ti. Mejor, busquen cuentas que tengan cosas en común con ustedes, que les transmitan cosas positivas y las llenen de energía y no de frustración. Y no solo eso, de verdad empecemos a darle menos importancia a las cosas que vemos en instagram o facebook, comencemos a vivir sin compararnos ni aspirar a una vida que queremos solo porque alguien más la tiene.

Vamos a usar las redes sociales para empoderarnos e inspirarnos a ser mejores día a día. Espero que por lo menos en mi cuenta encuentren esa inspiración y empoderamiento en lugar de bajonearlas.

¿Ustedes qué hacen para no perderse en este mundo de las redes sociales?Platíquenme en mis redes sociales o aquí abajo en los comentarios.

Besos,

Domenica

Mis 10 favoritos para tu primer viaje con el bebé!

1.Cuna portatil o Lullyboo

Ya sea que lleves una mega cuna portátil o la maravilla que compre en EUA que se llama Lullyboo es super importante que lleves algo donde dormir a tu bebé. El Lullyboo es un moises de hule espuma que se hace mochila entonces te lo llevas super fácil. Les dejo el link para que lo chequen.

https://lulyboo.com/

2. Si es a la playa lleva un ventilador portátil

Esto lo aprendí a la mala, este Verano nos fuimos a Huatulco con unos amigos y mi pobre bebé se moría del calor. Literal había días que me tenía que meter al cuarto solo para que estuviera más fresco con el aire acondicionado. Compren un ventilador de pilas o un abanico pero procura siempre llevar algo con que quitarle el calor.

3. Aunque estés de vacaciones procura seguir su rutina

Aunque creas que es una tontería a los bebés les sirve mucho que tenga consistencia su día, más aún cuando estas de viaje y no conocen el lugar! Yo se que es complicado seguir su rutina exacto como en casa, pero trata de hacerlo lo más que puedas. Yo lo que hice fue que todo lo demás lo iba cambiando excepto el baño, ese se quedaba a la misma hora de siempre junto con su rutina antes de.

4. Monitor

Ya sea que vayas a una casa o a un hotel, el monitor te sirve para despejarte un poco. En las noche cuando ya este dormido o durante las siestas en el día puedes salir del cuarto y estar en el balcón o en la sala. El chiste es que no tengas que estar las 24 hrs del día en el mismo cuarto que tu bebé.

5.Gotas para el avión

Los bebés la pasan pésimo en los aviones por el cambio de presión, normalmente los pediatras te recomiendan que les pongas Afrín o algunas otras gotas para la nariz antes de que despegue el avión. Pero hay veces que ni eso los salva del dolor, mi pediatra me recomendó unas gotas para el oído por si le dolía y resultaron una maravilla. De ida a Huatulco a Sebastián le dolieron justo en el aterrizaje, entonces le eche las gotas y no pasaron ni 5 minutos cuando había dejado de llorar! Pregúntale a tu doctor, vale la pena!

6.Kit de primeros auxilios

Sea a donde sea que vayas siempre pregúntale a tu doctor que medicinas tienes que llevarte por si acaso. Normalmente te receta un antibiótico, jarabe para la tos, algo para la gripa etc. Es básico llevar esto por si vas a algún lugar donde no hayan muchas cosas o al extranjero que es difícil encontrar medicinas.

7.Celular de tu doctor

Igualito que las medicinas te recomiendo que le pidas su celular al doctor, solo para preguntas de emergencia o dudas que a lo mejor surjan cuando estes allá. Los whatsapps son básicos cuando eres mamá primeriza.

8. Tina inflable

Otra maravilla que encontré en Amazon, como Sebastian está acostumbrado a bañarse en tina preferí no alterarle la rutina y llevarme una inflable. Así el sentía algo igual a su casa.

9. Juguetes

Llévale algunos juguetes que el conozca igual para que se sienta seguro y reconozca cosas. Yo me lleve su mat de juego para que se acostara de vez en cuando a jugar como en casa!

10.Disfrutarlo

A pesar de tooooodas las cosas que tienes que llevar en la maleta, el sobre equipaje, la planeación infinita y los gastos vale la pena estos viajes con tus bebés! Vas a ver que lo vas a disfrutar muchísimo si te relajas un poco y fluyes con el viaje (Lo dice la obsesiva ehhh jaja)

¿Qué básicos me faltaron para el viaje? Platícame en mis redes sociales o abajo en los comentarios

Besos,

Domenica

Enseñándole a dormir a Sebastian Parte 2

logo a la camita

Hola!

Ya llevo 1 semana en sleep training oficial y esta semana empiezo con la segunda parte. Ahorita se me hizo un poco largo y pesado porque no veía cambios (siestas) porque como solo estábamos regresando a horarios estrictos no hicimos muchos movimientos. Ya estaba muy harta porque aparte cargaba todo el día a Sebastián en el rebozo y ya sabía que pronto se iba a acabar esto entonces me desesperaba peor. Aparte de ajustar los horarios le fui bajando las tomas y logré que ya se quedara sólo con una y el jueves ya se la quito por completo.

Si he logrado ver cambios con los ajustes de horarios la verdad, por ejemplo he logrado que se despierte menos en las noches y que no necesite leche para dormirse. Los días se vuelven más predecibles y lo noto mucho más tranquilo porque sabe perfecto a que hora come y a que hora se duerme. También si tuve un mal día de siestas se que la noche se puede volver un poco más complicada y tener un poco más de despertares en la primera mitad.

El jueves regresa Derek y ya me urge empezar con la segunda parte que es acostar a Sebastian ya en su cuna y que duerma toda la noche en su cuarto. Estoy muy nerviosa porque mi casa es de 3 pisos y el cuarto de Sebastian está en otro piso que el mío entonces me da mucho nervio dejarlo solito.

¡Ya les platicare la siguiente semana como me va y pronto les haré un post de tips para dormir a los bebés!

 

Besos,

Domenica

It takes a village

Hola!

Oigan a ver no se si les ha pasado que sienten que son super man y pueden hacer todo sin ayuda de nadie y al final terminan extremadamente frustradas y estresadas. A mi me pasa constantemente porque aparte de que soy OCD tengo un problema con el perfeccionismo también, y es terrible para mi porque soy la persona más dura conmigo misma y con los demás. Cuando alguien trata de ayudarme siento que no hace bien las cosas entonces me sale peor, porque termino peleándome con esa persona y haciéndolo todo yo. A raíz de estas obsesiones mías he tenido un sin fin de broncas y de dolores de cabeza hasta que decidí relajarme un poco más. Después de eso justoooo me salió una frase en Instagram que decía “It takes a village to raise a kid” y en español “Se necesita una aldea entera para criar a un niño” y saben ¿Que? No saben como me identifique.

Muchas veces las mamás sentimos que podemos con todo, que podemos criar al bebé, salir al super, ir a eventos, maquillarnos, hacer ejercicio, tooooodooo solitas, y al final no, no podemos. Tenemos que aceptar la ayuda. Tenemos que entender que somos humanos y que sí, si necesitamos que nos ayuden. A veces necesitamos que cuiden a nuestro hijo para ir a tomar un café, o para ir al super SOLAS y poder pasearte hooooooraaaaas y comprar exacto lo que necesitas o quieres. También hace falta que te des un descanso y que por un segundo te quites esa soberbia de “Yo todo lo puedo”. Antes las mujeres aceptaban la ayuda de todo mundo menos del marido porque al final ellos solo veían a los bebés para darles un beso y a dormir, pero siempre estaba la abuelita, la mamá, la suegra, la tía (Obvio pura mujer) pero mínimo ayudaban y se sentían protegidas. Hoy en día hay tantas mujeres que conozco (Incluyéndome) que no aceptamos la ayuda de nadie.

También lo crean o no para los niños es importante conocer y estar en contacto con su familia, saber de donde vienen, sus ancestros e identificarse con su tribú. Al final del día seamos mamás casadas, solteras, divorciadas etc. los niños deben de conocer la historia de nuestra familia y la de su papá. Esto les ayuda a los niños a tocar base y desarrollar la seguridad necesaria para afrontar la vida. Si tu no le platicas a tu hijo de donde viene el siempre va a sentir un vacío inexplicable en su alma, todos tenemos familia y debemos saber que nos conecta con ellos.

Además es importante que entendamos que para que tu bebé este bien primero tienes que estar bien tú, que no importa que tan perfeccionista y obsesiva eres si vives al borde del precipicio porque no dejas que te ayuden. Que a veces también nos equivocamos y no pasa nada pedir ayuda y que muuuuchaaaas otras también necesitamos que nos den un respiro de nuestros hijos. También me encontré otra mega frase aquí que decía “What I love the most: Being with my kids, What I also love the most” Being without them” “Lo que más disfruto en el mundo: estar con mis hijos, y lo que también más me gusta en el mundo: Estar sin ellos” ¿Que tan cierto es esto? Y seguro la mitad de ustedes se siente mega culpable de admitirlo jaja. Ya bastaaaa de ponernos estereotipos de mujeres inalcanzables, de vidas perfectas que vemos en redes sociales y de creer que somos superiores a todo mundo porque podemos ir al super, cocinar, lavar, cuidar a tu bebé e ir al gimnasio en un solo día.

Tengamos un poquito más de humildad y aceptemos la ayuda de quien venga, y bajemos también nuestros estándares cuando lo hagamos. Si un día le dejas el bebé a tu mamá y no durmió pues ni modooo no pasa nada. Si le dejas el niño a tu suegra y le dieron chocolate a morir, pues ya tendrán una noche de pijamada tu esposo tu bebé y tu jaja. De verdad encuentren a su tribú, no necesariamente tiene que ser familia pero si alguien que les eche la mano de vez en cuando.

¿A ustedes les ha pasado? ¿Como se sienten cuando piden ayuda? Platíquenme en mis redes sociales o aquí abajo

Besos,

Domenica

¡Mis 10 cosas favoritas que extraño de antes de ser mamá!

1. Baños largos

Uff extraño esos baños eternos con agua hirviendo y poderme depilar, exfoliar, ponerme acondicionador todo en un sólo baño. Poderme tardar el tiempo que quisiera y no tener ese pánico de: “Se va a despertar” o que ya estuviera llorando Sebastián.

2. No tener que ser tan organizada

A pesar de que siempre fui bastante organizada y obsesiva, extraño no tener que ser la más organizada siempre. Poder dejar todo al último momento, dejar que a lo mejor se me olvidaran las cosas. Cosas tontas que ahorita no me puedo dar el lujo de hacer.

3. Espontaneidad

Extraño esos planes que surgían 10 minutos antes, o el poder quedarme hooooras en un restaurante sin importar el tiempo. Ahorita con Sebastian todo siempre tiene que ser super planeado y agendado.

4. Salir de noche

Parece que cuando le puse horarios a Sebastian solita me los puse a mi también, literal a las 6:30 tenemos que estar en la casa para bañarlo y de ahí no vuelvo a salir jaja ¡Que horror! Ya no se lo que es ir a cenar y bueno una fiesta ni se diga jaja

5. Dormir 8 horas

Enough said.

6. Poder hacer lo que quiera cuando quiera

Extraño esas llamadas de Derek saliendo de trabajar: “¿Vamos por unas alitas?” otra vez, todo tiene que ser super planeado y gira entorno a las 3-4 horas que tengo entre comida y comida de Sebastian.

7. La ligereza

Uff, sentir que no había una bronca en el mundo que no pudiera resolver. Ahorita hay veces que me paralizo y que es tan pesada la responsabilidad de un chiquito que a veces no me quiero ni mover. Extraño no sentir eso, poder ser “libre” y no sentirme tan vulnerable siempre.

8. El poder no hacer nada

Quiero tirarme en mi cama todo el día y no hacer absolutamente nada. O ver series todo el santo día sin tener que moverme, pero esto se acabo :(. Y esto apenas comienza porque ahorita todavía me dan tiempos de break en sus siestas. No quiero ni pensar el día de mañana que ya este gateando y corriendo por toda mi casa.

9. Vivir sin horarios

Insisto, si me quiero despertar a las 10 de la mañana lo puedo hacer, si quiero ir a tomarme un café que se convierta en vinos también. Ahorita todo tiene un horario muy específico.

10. Que mi día fuera mío

Poder hacer lo que quiera, cuando yo quiera. Si quería ir al doctor no tener que molestar a mi mamá para cuidar a Sebastian, si tenía eventos poder ir sin preocupaciones.

¿Qué es lo que más extrañan de su vida sin hijos? ¿Y si declaramos un día al año día sin hijos y se los dejamos a los papás? jaja Platíquenme en mis redes sociales o aquí abajo en los comentarios.

Besos,

Domenica

Enseñándole a dormir a Sebastian Parte 1

logo a la camita

Una de las cosas que siempre dije que iba a cuidar muchísimo es el sueño de Sebastian, y durante los primeros meses (3-4) me asegure de ponerle un horario súper estricto y que durmiera sus siestas y las horas de la noche que necesitara. Fue una de las cosas que más investigué durante el embarazo y compré muchos libros para informarme y poder hacerlo bien. Por azares del destino (y descuidos míos la verdad) a los 4.5-5 meses valió gorro todo, sus horarios se volvieron súper erráticos, no dormía las siestas que debía, en las noches cuando antes se despertaba 1 vez ahora eran 3-4. Durante ese tiempo empecé a hacer cosas que no debía, como ponerlo solo en el rebozo para dormir, darle leche para que se durmiera, etc. Se convirtió en un circulo vicioso sin fin.

Al final, Derek y yo tomamos la decisión de buscar ayuda con una sleep coach y después de mucha investigación decidimos contratar a Lucía Sabau de A la Camita. Cuando contacté A la Camita por primera vez les dije que yo tenía un blog y que me encantaría platicar mi experiencia con ustedes a lo largo de este proceso porque creo que es un problema que siempre ha existido pero siempre consideramos normal, es normal no dormir los primeros 5 años de tu vida, es normal que tu hijo se despierte 4-5 veces durante la noche, es normal que se despierte a las 5 de la mañana, etc. Siento que existen muchísimos mitos y problemas que tienen solución y que al final del día no sabemos que podemos resolver. Es por eso que durante este proceso voy a estar platicando exactamente como me va, los pros y los contras, como me siento, que pasó. Aclaro desde ahorita, no les voy a platicar detalles de mi plan de sueño porque cada caso es distinto y mi intención no es resolverles el problema o que se adapten a mi solución, sino compartir lo que conlleva un plan de sueño.

El miércoles 7 de noviembre tuvimos formalmente nuestra primera cita y ahí nos explicaron y volvieron a confirmar que el sueño es de las cosas más importantes para que los bebés tengan un buen desarrollo durante los primeros años de vida. Ahí hicimos 3 planes de “acción” de acuerdo a lo que platicamos con Lu: El primer plan fue establecer de nuevo una rutina y horarios estrictos a Sebastián para crear una constancia en el día. El segundo fue quitar las tomas de leche de la noche (Con previa autorización de nuestro pediatra) y el tercero lograr que durmiera toda la noche en su cuarto. Como Derek se va de viaje la próxima semana y la verdad no me atreví a echarme el plan yo solita (me dio pánico jaja) decidimos atrasar un poco la fase 2 y 3, por lo que estas 2 semanas no serán tan informativas como las siguientes.

Durante esta sección del blog les estaré subiendo cada semana un resumen de cómo me fue, que hicimos, como me sentí y sobre todo el progreso que vea en Sebastián. Espero que les sirva y les de un panorama real de cómo sería un plan de sueño y que pasa en el.

Besos,

Domenica