Las 10 cosas favoritas que cambiaron en mí cuando me convertí en mamá

1. Mi cuerpo

Todo mundo te lo advierte y te lo dice y te lo repite y ¿Sabes qué? Yo no lo creí hasta que lo viví. No se si cambia para bien o para mal, si te gusta o no tu nuevo cuerpo pero la realidad es que si cambia y cañón. La panza no es tan firme como antes, las boobs (En mi caso) se hicieron mil veces más chiquitas y necesitan más apoyo para estar donde estaban antes jaja. El pelo, la cara, hasta mi cadera. Todo cambió. Aunque ahorita estoy mucho más flaca y tengo mejor cuerpo les juro es diferente. Pero si les digo la verdad, me gusto más ahorita pero si me costo ehhh y mucho.

2. Mi nombre

Ya no soy Domenica a secas, soy Domenica la mamá de Sebastián. Y en muuuuchos casos ni siquiera el Domenica se saben. Ya pasas a ser como pertenencia de alguien, ya no te conocen por ti sino por tu hijo. Y lo peor es que ni siquiera ha entrado al kínder pero poco a poco vamos perdiendo esa independencia y esa autonomía, como mamás nos convertimos en segundo plano para darle campo abierto a nuestros hijos.

3. Mis prioridades

Todo gira entorno a lo que necesite mi bebé, si los dos necesitamos ropa adivinen cual compramos antes? Sí necesita dormir y estamos en un restaurante mientras comemos, primero lo duermo y luego termino de comer. Poco a poco una vez más nos vamos dejando en segundo plano, pero al final a todo nos adaptamos y yo a esto ya me adapte. No se si este bien o mal, pero al final disfruto cada etapa de mi vida y esta etapa toca así.

4. Mi personalidad

Lo crean o no si cambió. Antes de tener bebés era muuuuucho más cuadrada y obsesiva y hoy en día aunque lo sigo siendo y en muuuchas cosas es más marcado, en otras me aliviane cañón y más con un bebé niño. Aprendí que no pasa nada si se le cae el chupón al piso y se lo doy sin esterilizarlo, que no pasa nada si un perro (Doméstico) le chupa la cara, que tengo que aprender que se va a manchar, raspar, caer y hasta lastimar porque es parte de su aprendizaje y que hasta lo tengo que impulsar. Antes de tener bebés creía que iba a ser mucho más estricta y hoy en día me doy cuenta que me aliviane mucho más de lo que alguna vez pensé.

5. Mi habilidad para delegar

Igualiiito que con el de arriba, aprendí a delegar cosas y que las hicieran a su manera. Derek hace las cosas diferente a mí y no están mejor ni peor, aprendí que el tiene su estilo y yo el mío y tengo que respetarlo y que Sebastián lo disfrute igual que me disfruta a mí. Habrá veces (MUCHÍSIMAS) en que se me haga el hígado chicharrón pero aprendí que el también sabe lo que es mejor para Sebastián digo al final es su papá, jaja.

6. Mis necesidades

Les juro si antes me hubieran dicho que dormir 3 horas seguidas en la noche era una buena noche de descanso me hubiera reído eternamente. Hoy en día ya no necesito 8 horas de dormir seguidas para sentirme descansada, con que pueda dormir en lapsos de 3-4 horas ya la hice al día siguiente. Igual la comida, con comer 2 veces al día me conformo cuando antes si no tenía 5 buenas comidas me hubiera sentido fatal jaja.

7. La confianza en mi misma y en mi intuición

Antes, no confiaba tanto en mi instinto y en lo que yo creía correcto. Todo tenía que pasar por un filtro (Llámese mamá). Hoy en día aunque me ha costado mucho poco a poco he aprendido que quien más conoce a Sebastian soy yo, que si llora, ríe, se mueve o hace algo la que sabe que le pasa, cuando y porque al final del día soy yo. He aprendido a confiar en que se exacto lo que estoy haciendo y porque lo hago de esa forma, pese a quien le pese y me critiqué quien me critiqué.

8. Mi relación con Derek

Aunque antes de tener un bebé era increíble mi relación, hoy en día siento que es mucho más sólida que antes. Ahora realmente mi familia son mi prioridad, ellos están antes que todooo lo que pase afuera y los demás. Aunque sigo amando a mis hermanas y mis papás ahora tengo que ver primero por el bienestar de Sebastián y de Derek. Eso fortaleció muchísimo nuestro vínculo y nos hizo llevar nuestro matrimonio a otro nivel. Los dos nos apoyamos y confiamos el uno del otro sin importar que pase y creo que es es algo que no cambiaría por nada.

9. Mis aspiraciones y sueños

A pesar de que siempre dije que el ser mamá iba a llenar cada átomo de mi cuerpo y cada rincón de mi alma, al convertirme en una me di cuenta que no, y que no pasaba nada. Me di cuenta que una parte de mi siempre va a ser ambiciosa y con muuuchas aspiraciones grandes y sueños aun mayores. Cuando decidí que iba a empezar el blog mucha gente no entendía como podía querer algo más que solo ser mamá y que había decidido hacer las dos cosas, pero al final tomé la decisión yo solita y es una de las mejores que he tomado en mi vida. Aunque me encanta ser mamá y es lo que más disfruto en el mundo, el haber empezado el blog me ayudo a sentirme independiente y con un propósito como antes de tener a Sebastian. Y al final como es un blog de maternidad y de bebés me ha servido mucho también el estar en contacto con otras mamás y compartir esta experiencia con ellas.

10. Mi vida social

Antes de tener a Sebastian no había cosa que más me gustara que ir a tomarme cafés eteeernos con mis amigas, salir a cenar o a comer y de vez en cuando ir a fiestas. Hoy en día sigo disfrutando de ver a mis amigas pero de otras formas, los cafes eternos los cambiamos por idas al parque, las sobremesas de horas las cambiamos por terminar de platicar en los juegos con los bebés y las salidas a fiestas pues esas si se quitaron por completo jaja. Y no sólo los planes cambiaron sino mis amistades, he conocido muchísima gente que se ha vuelto super importante en mi vida a través del blog y soy feliz de explorar esta nueva fase en mi vida. Les juro que si les digo que antes no hablaba con nadie de lo penosa que era nadie me lo cree jaja ahora me hago amiga de todo mundo en los eventos y me encanta explorar esta nueva parte de mí!

¿Que cambios sufrieron cuando tuvieron a sus bebés o que cambios les dan miedo a las que no los han tenido? Platíquenme en mis redes sociales o aquí abajo en los comentarios.

Besos,

Domenica

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s