Maternidad sin culpa ¿Se puede lograr?

Desde que te enteras que estás embarazada o incluso desde antes no me dejarán mentir que el primer sentimiento que te da justo después de esa felicidad absoluta que invade tu cuerpo es: la culpa: Culpa si la prueba de embarazo salió negativa, seguramente algo no estoy haciendo bien, o tengo un problema. Culpa si antes de saber que tenías a esa bolita de células dentro de ti te pusiste una borrachera de miedo o incluso si nada más te tomaste una cerveza. Culpa si cuando vas con el doctor te dice una lista infinita de cosas que debes o no comer y te das cuenta que oops, ayer te comiste un sushi y no sabias que estaba prohibido. Culpa si de repente se te olvido tomarte el ácido fólico ( a pesar de que llevas 3 meses tomándotelo sin parar) Culpa si hablas con tus amigas y ellas hacen las cosas completamente diferente a ti y te pregunta si cómo estás haciendo las cosas está bien o vas a ser la peor mamá del mundo.

No se porque, las mujeres en general tenemos un chip grabado en el cerebro de que debemos de ser perfectas, y si no lo somos debemos de sentirnos mal por ello. Esto va más allá de la maternidad, cómo hijas, como pareja e incluso como profesionistas tenemos un gen de la mujer perfecta dentro de nuestro ser. En cambio, para los hombres es mucho más sencillo entender que no son ni deben ser perfectos. Claro que la culpa no es de ellos, es de años de educación que hemos recibido a lo largo de la historia de nuestra sociedad.

Desde que comencé este camino de la maternidad, la realidad es que, a pesar de saber que no debía de sentirme culpable, lo sentí y muchas veces incluso lloré por ello. La realidad es que mi proceso no ha sido perfecto, subí más kilos de los que puedo contar con una mano, me he sentido frustrada y culpable más veces de las que puedo recordar y eso que no llevo ni la mitad del camino andado. Muchas veces la culpa que sentimos nos inhabilita a seguir adelante, a creer que todo va a estar bien. Si algo he aprendido estos últimos meses es que no importa como lo hagas o incluso que hagas si tu crees que es lo mejor para tu bebe, seguramente estás bien.

Tenemos que dejar de sentirnos culpables, de dejar de creer que todo lo que hacemos esta mal, porque les aseguro que el 99% de las veces no lo está. En lugar de juzgarnos y de compararnos con otras mamás a través de las redes sociales o incluso atacarnos directamente por hacer las cosas diferentes, deberíamos de ayudarnos y empoderarnos. ¿Qué importa si una mamá le quiere dar pecho hasta los 5 años a su bebé, o sólo los primeros 6 meses? ¿Qué mas da si duerme con su bebé en la cama o lo durmió en un cuarto separado desde el principio?

Dejemos a un lado los juicios y apoyémonos unas a las otras. Esa es la principal razón por la que cree este blog y espero que ustedes me ayuden. La culpa la sentimos todas en todo momento, pero si nos apoyamos y no nos sentimos solas poco a poco esa culpa va a ir tomando otra forma.

¿Ustedes de que se sienten culpables? Platíquenme en mis redes sociales o aquí abajo en los comentarios.

Besos,

Domenica

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s