Los primeros días de tu recién nacido en casa!

2bc30c48-9cbe-4109-8856-e2f89c6cc900

Hola!

No se si ya les haya pasado o apenas vayan a entrar a esta etapa pero es una de las más estresantes que he vivido! Es súper difícil el día que te dicen en el hospital que ya te puedes ir a tu casa y te entregan ese paquetito de amor y tu esposo y tu se quedan con cara de what? jaja, yo apaniqué desde que nos lo dieron, pasando por el coche, cruzando la calle y terminando en mi casa. Fue horrible! Empieza a entrarte un nervio de: no tengo ni idea de que estoy haciendo ni que voy a hacer.

Si fueron como yo y decidieron no tener a su bebé las 24 horas del día en su cuarto del hospital, entonces se vuelve aún mas difícil. Yo escogí esa opción porque siento que va muchísima gente a visitarte al hospital y siento que el bebe esta nuevecito, pobre no tiene ni idea de que está pasando (imagínate estar en la panza de tu mamá 9 meses y de repente entrar al mundo y que todo mundo te quiera besar, abrazar, tocar, cargar, imagínate el estrés que deben de sentir los bebes!), luego también necesitas descansar tú y recuperarte porque si algo es seguro, no vas a dormir 8 horas en un rato jaja. Aparte de todo eso les juro  en el hospital toooodoooos los bebes son unos santos, se portan de maravilla, no lloran, comen perfecto, duermen todo el día y en el momento en que pisas tu casa se vuelven otra cosa completamente diferente!

A todos nos pasa y a todos los que tengamos bebes nos pasará ese nervio de irte a tu casa y realmente hacerte cargo de esta nueva personita! Mi mamá me dijo la primera noche que si teníamos algún problema le marcáramos, creo que no pasaron ni 3 horas cuando ya le estaba hablando histérica que no paraba de llorar Sebastián que no sabía que tenía jaja pobre creo que la desperté a las 2 de la mañana. Por supuesto que después de colgar con mi mamá la siguiente persona a la que le hablé fue al pediatra, ahí fue cuando me dijo que me tranquilizara que yo le pasaba los nervios al bebé y resulto que quería hacer popo jaja!

Al día siguiente hablé con mi mamá y me dijo que tenía que hacer un checklist de cosas por las que podía llorar Sebastián, que empezará por las más fáciles de resolver y después fuera checando las más difíciles. Así hice está lista que creo que les puede facilitar un poco esos días:

  1. Tiene frio/calor
  2. Tiene hambre
  3. Tiene sueño
  4. Tiene ganas de hacer popo
  5. Algo le molesta
  6. Tiene acidez/le duele la panza
  7. Le duele algo
  8. Tiene fiebre

Creo que son cosas súper comunes en recién nacidos y te puedes ir dando cuenta que es lo que le pasa a tu bebé. Por ejemplo, Sebastián 2 de cada 5 veces tenía acidez porque le cayeron pesadísimos los lácteos que comía. A veces tenía hambre y otras muchas tenía sueño.

Lo que si les puedo decir es que con los días esto se vuelve cada vez más fácil. Empiezas a entender las necesidades de tu bebé, sus horarios naturales, que quiere y porque llora. Claro, siempre va a haber momentos en donde no tengas ni idea de que está pasando y solo te queda respirar y empezar a revisar cosa por cosa de tu lista.

Disfruta esta etapa que pasa volando, y cuando volteas de repente tu bebé ya tiene 3 meses!

 

Besos,

Domenica

 

El primero baño del bebé!

bath.jpg

Esto es de las cosas que más miedo me dio y que al final me di cuenta que es lo que más disfruto día a día! Cuando estábamos embarazados Derek y yo decidimos que esa iba a ser su actividad del día, que era una forma de hacer un vínculo con Sebastian cuando regresara a trabajar y no estuviera con él todo el día, y hasta ahora es lo que más disfruta Derek hacer, pocas veces se lo pierde salvo que tenga una situación muy importante en el trabajo o tenga que salir de viaje.

El baño es súper importante porque a los bebés no sólo los limpia sino relaja y es una súper forma de empezar la rutina antes de dormir. Al principio, mi doctor nos dijo que no metiéramos al agua completamente a Sebastian por su cordón, así que mi mamá nos dijo que le hiciéramos baños de esponja. La verdad no me gustaban nada esos baños porque no disfrutan ni el bebé ni tú la experiencia. Como a los 15 días que finalmente se le cayó el cordón (Yo ya estaba desesperada jaja le quedaba un pellejito y cuando le dije a Derek que se lo quería arrancar casi me asesina) lo metimos por primera vez a la tina.

Aunque es increíble el baño y súper relajante para los bebeé no deja de ser una situación que te puede angustiar mucho, porque claro nada más estas agarrando a tu bebé de un brazo para que no se caiga al agua! Hay muchas hamacas y esponjas para evitar eso y que estés más tranquilo pero la verdad es que yo nunca me acostumbre a usarlas. Poco a poco se fue haciendo mas fácil el baño y Sebastian lo aprendió a disfrutar muchísimo.

Como les platique, Derek baña a nuestro bebe, pero yo hago la rutina antes del baño. Que también creo que sirve para empezar a relajar al bebé y que sepa que es momento de tranquilizarnos! Comienzo cantándole una canción (Please no me pregunten cual porque es inventada jaja y todos los días va cambiando, ha habido veces en donde hasta la lista del super le canto porque ya no se que más inventar jajaja) en un tono mucho más bajito, bajamos las cortinas del cuarto y empezamos a tranquilizarnos. Después poco a poco le voy quitando la ropita que trae puesta y le empiezo a hacer un masaje en todo el cuerpo. Todos los libros que leí dicen que el masaje estimula muchísimo a los bebes porque como les encanta que los acaricies es una super forma de crear un vínculo amoroso y que desarrollen un autoestima sano. Hay muchos libros que te enseñan como hacer masajes, pero si no tienes alguno o la verdad te da flojera sigue tu intuición. Básicamente es hacerle cariñitos a tu bebé y poco a poco te vas a ir dando cuenta que le gusta y que no disfruta.

Después del masaje uso ese tiempo para ponerlo en Tummy Time que a mi bebé le choca, solo en esos momentos del día lo disfruta! Una vez que terminamos Derek se lo lleva a la tina y lo baña también hablándole bajito para que entienda que después del baño nos dormimos!

En el siguiente post les voy a platicar de mis favoritos para el baño, para que vean como lo hicimos mucho más tranquilo y relajante para Sebastian!

Besos,

Domenica