Mis 10 favoritos para un recién nacido en casa

1. Moises o colecho

Uff esto me salvo la vida, el tener a tu bebé cerca de ti es super importante para esos momentos de estrés en dónde no sabes si está bien o no.

2. Esposo

Una de las cosas que más disfrute en esta etapa fue tener a mi esposo en casa. El también hizo una conexión muy especial con Sebastián y lo disfruto creo que tanto como yo.

3. App de lactancia (Medela o alguna otra)

Siempre es importante que ya sea que le estés dando pecho o fórmula a tu bebé llevar un record de cuánto le diste y a que hora. En estos momentos tu cabeza y la falta de sueño no ayudan a tu memoria así que te recomiendo que lleves un record en tu celular o en una libreta.

4. Mecedora y una mesita al lado

Durante esas tomas de la madrugada una mecedora te sirve muchísimo porque te mantienes relativamente despierta con el movimiento y los descansa brazos te ayudan a tener una buena posición con tu bebé. La mesita te sirve para tener todo lo que necesites cerca sin que te tengas que mover, así te facilitas las tomas y la vida! Recuerda siempre tener agua y algo de comer en la mesita al igual que trapitos para limpiar a tu bebé.

5. Que tú doctor tenga WhatsApp

Yo creo que sin esto me habría vuelto loca! Ahora con toda la tecnología que tenemos y soluciones tan fáciles la verdad es que te salva la vida que tu doctor te pueda contestar las dudas por mensaje ! Mi pediatra me decía que si era una emergencia le marcara pero de repente surgen dudas que no son urgentes y que con un mensaje te quedas tranquila y ya él te contesta cuando tiene tiempo. Más siendo una mamá primeriza y los primeros días fácil le marqué 10 veces por tonterías jaja

6. Rutina

Esto es yo creo que lo más difícil pero es lo más importante para mi con un bebé recién nacido. Acuérdate que ellos están conociendo el mundo, para ellos que su día sea predecible y que tenga constancia es súper importante, así ellos se sienten seguros y saben que pueden depender de ti. Recuerda que todo es nuevo para los bebés, les da miedo y no saben que pueden esperar, si les creas una rutina poco a poco van a empezar a tranquilizarse y entender que todo va a estar bien.

7. Paciencia

Creo que repito este punto en todos mis posts, esto es lo que más me ha costado trabajo y lo que sí o sí tienes que aprender.

8. Libro de bebés (What to expect the first year)

Ufff un mega libro que literal te explica TODO acerca de tu bebé, que es normal, que hace en cada etapa, que puedes hacer con el, cómo solucionar los problemas más típicos. Tiene hasta una sección de preguntas de mamas como tú y como yo así que todo lo que se te ocurra lo puedes encontrar ahí!

9. Taco de cobija (Swaddle)

Cuando están recién nacidos, los bebés se asustan fácilmente con el movimiento de sus manos, por eso te recomiendan que los hagas taquito para dormir. Hay bebés que no les gusta estar completamente amarrados, como a Sebastián, así que yo lo que hacía era hacerlo taco solamente de la cintura para abajo. Alguna vez en sus tardes histéricas lo hice taco completo y funcionó porque les da contención y se sienten más tranquilos.

10. Kindle o libro para leer mientras le das de comer

En las madrugadas eternas cuando le das de comer a tu bebé me di cuenta que en lugar de perder el tiempo viendo Instagram o Facebook lo podía usar leyendo y aprendiendo acerca de mi bebé. Así que durante esas tomas usaba mi iPad para leer libros que me ayudaran a entender las etapas de mi bebé y de vez en cuando también alguna novela para distraerte! Es un súper momento que a veces podemos desperdiciar viendo Instagram o Facebook!

Besos,

Domenica

Mis 10 favoritos para tu primer viaje con el bebé!

1.Cuna portatil o Lullyboo

Ya sea que lleves una mega cuna portátil o la maravilla que compre en EUA que se llama Lullyboo es super importante que lleves algo donde dormir a tu bebé. El Lullyboo es un moises de hule espuma que se hace mochila entonces te lo llevas super fácil. Les dejo el link para que lo chequen.

https://lulyboo.com/

2. Si es a la playa lleva un ventilador portátil

Esto lo aprendí a la mala, este Verano nos fuimos a Huatulco con unos amigos y mi pobre bebé se moría del calor. Literal había días que me tenía que meter al cuarto solo para que estuviera más fresco con el aire acondicionado. Compren un ventilador de pilas o un abanico pero procura siempre llevar algo con que quitarle el calor.

3. Aunque estés de vacaciones procura seguir su rutina

Aunque creas que es una tontería a los bebés les sirve mucho que tenga consistencia su día, más aún cuando estas de viaje y no conocen el lugar! Yo se que es complicado seguir su rutina exacto como en casa, pero trata de hacerlo lo más que puedas. Yo lo que hice fue que todo lo demás lo iba cambiando excepto el baño, ese se quedaba a la misma hora de siempre junto con su rutina antes de.

4. Monitor

Ya sea que vayas a una casa o a un hotel, el monitor te sirve para despejarte un poco. En las noche cuando ya este dormido o durante las siestas en el día puedes salir del cuarto y estar en el balcón o en la sala. El chiste es que no tengas que estar las 24 hrs del día en el mismo cuarto que tu bebé.

5.Gotas para el avión

Los bebés la pasan pésimo en los aviones por el cambio de presión, normalmente los pediatras te recomiendan que les pongas Afrín o algunas otras gotas para la nariz antes de que despegue el avión. Pero hay veces que ni eso los salva del dolor, mi pediatra me recomendó unas gotas para el oído por si le dolía y resultaron una maravilla. De ida a Huatulco a Sebastián le dolieron justo en el aterrizaje, entonces le eche las gotas y no pasaron ni 5 minutos cuando había dejado de llorar! Pregúntale a tu doctor, vale la pena!

6.Kit de primeros auxilios

Sea a donde sea que vayas siempre pregúntale a tu doctor que medicinas tienes que llevarte por si acaso. Normalmente te receta un antibiótico, jarabe para la tos, algo para la gripa etc. Es básico llevar esto por si vas a algún lugar donde no hayan muchas cosas o al extranjero que es difícil encontrar medicinas.

7.Celular de tu doctor

Igualito que las medicinas te recomiendo que le pidas su celular al doctor, solo para preguntas de emergencia o dudas que a lo mejor surjan cuando estes allá. Los whatsapps son básicos cuando eres mamá primeriza.

8. Tina inflable

Otra maravilla que encontré en Amazon, como Sebastian está acostumbrado a bañarse en tina preferí no alterarle la rutina y llevarme una inflable. Así el sentía algo igual a su casa.

9. Juguetes

Llévale algunos juguetes que el conozca igual para que se sienta seguro y reconozca cosas. Yo me lleve su mat de juego para que se acostara de vez en cuando a jugar como en casa!

10.Disfrutarlo

A pesar de tooooodas las cosas que tienes que llevar en la maleta, el sobre equipaje, la planeación infinita y los gastos vale la pena estos viajes con tus bebés! Vas a ver que lo vas a disfrutar muchísimo si te relajas un poco y fluyes con el viaje (Lo dice la obsesiva ehhh jaja)

¿Qué básicos me faltaron para el viaje? Platícame en mis redes sociales o abajo en los comentarios

Besos,

Domenica

¡Mis 10 cosas favoritas que extraño de antes de ser mamá!

1. Baños largos

Uff extraño esos baños eternos con agua hirviendo y poderme depilar, exfoliar, ponerme acondicionador todo en un sólo baño. Poderme tardar el tiempo que quisiera y no tener ese pánico de: “Se va a despertar” o que ya estuviera llorando Sebastián.

2. No tener que ser tan organizada

A pesar de que siempre fui bastante organizada y obsesiva, extraño no tener que ser la más organizada siempre. Poder dejar todo al último momento, dejar que a lo mejor se me olvidaran las cosas. Cosas tontas que ahorita no me puedo dar el lujo de hacer.

3. Espontaneidad

Extraño esos planes que surgían 10 minutos antes, o el poder quedarme hooooras en un restaurante sin importar el tiempo. Ahorita con Sebastian todo siempre tiene que ser super planeado y agendado.

4. Salir de noche

Parece que cuando le puse horarios a Sebastian solita me los puse a mi también, literal a las 6:30 tenemos que estar en la casa para bañarlo y de ahí no vuelvo a salir jaja ¡Que horror! Ya no se lo que es ir a cenar y bueno una fiesta ni se diga jaja

5. Dormir 8 horas

Enough said.

6. Poder hacer lo que quiera cuando quiera

Extraño esas llamadas de Derek saliendo de trabajar: “¿Vamos por unas alitas?” otra vez, todo tiene que ser super planeado y gira entorno a las 3-4 horas que tengo entre comida y comida de Sebastian.

7. La ligereza

Uff, sentir que no había una bronca en el mundo que no pudiera resolver. Ahorita hay veces que me paralizo y que es tan pesada la responsabilidad de un chiquito que a veces no me quiero ni mover. Extraño no sentir eso, poder ser “libre” y no sentirme tan vulnerable siempre.

8. El poder no hacer nada

Quiero tirarme en mi cama todo el día y no hacer absolutamente nada. O ver series todo el santo día sin tener que moverme, pero esto se acabo :(. Y esto apenas comienza porque ahorita todavía me dan tiempos de break en sus siestas. No quiero ni pensar el día de mañana que ya este gateando y corriendo por toda mi casa.

9. Vivir sin horarios

Insisto, si me quiero despertar a las 10 de la mañana lo puedo hacer, si quiero ir a tomarme un café que se convierta en vinos también. Ahorita todo tiene un horario muy específico.

10. Que mi día fuera mío

Poder hacer lo que quiera, cuando yo quiera. Si quería ir al doctor no tener que molestar a mi mamá para cuidar a Sebastian, si tenía eventos poder ir sin preocupaciones.

¿Qué es lo que más extrañan de su vida sin hijos? ¿Y si declaramos un día al año día sin hijos y se los dejamos a los papás? jaja Platíquenme en mis redes sociales o aquí abajo en los comentarios.

Besos,

Domenica

Mis 10 consejos favoritos para criar a un niño feliz y sano (Según mi experiencia)

1. Rutinas y límites

Para que los niños se sientan seguros y tranquilos deben de saber que pueden confiar y depender de nosotros, para ello sirven las rutinas. No quiere decir que no puedan ser flexibles o que no pueda haber días en donde nos es imposible seguirlas, simplemente que el 90% de las veces las sigamos y que los niños puedan depender de ellas. Todos los niños desde muy pequeños necesitan límites, desde que están en la panza de mamá los conocen, tienen un espacio pequeño en donde ellos viven felices. Cuando nacen, para sentirse seguros necesitamos volver a poner límites ya sean imaginarios (Reglas) o físicos como una cuna. Si queremos que nuestros hijos crezcan sabiendo que a toda acción hay una reacción, es necesario que pongamos límites desde muy pequeños. Eso no implica que no puedan jugar o que no puedan hacer cosas, simplemente que hay un tiempo y un espacio para todo.

2. No evitar que los niños cometan errores o se lastimen

Aquí creo que es super importante aclarar que todo lleva contención. El hecho de que dejes que tu hijo se lastime no quiere decir que se rompa el pie, sino que también se tiene que raspar de vez en cuando y dejar que cometa errores para que aprenda. En la vida todos nos vamos a equivocar alguna vez, y cuando lo hacemos tenemos que saber que a pesar de que la regamos podemos salir de esa y no hundirnos. Esto es una habilidad aprendida y se llama resiliencia (capacidad que tiene una persona o un grupo de recuperarse frente a la adversidad para seguir proyectando el futuro) si nosotros permitimos y les enseñamos a nuestros hijos a sobrellevar un fracaso u error en un futuro ellos van a poder superarlo, de lo contrario solo les va a ocasionar frustración cuando llegue el momento y no sepan que hacer. Al igual que si evitamos que sufran o se lastimen, es inevitable y en algún momento va a pasar, lo que debemos de hacer es enseñarles a lidiar con esos sentimientos.

3. No confundir castigo con disciplina

Cuando existe disciplina es una consecuencia de los actos, cuando se confunde con castigo implica sufrimiento. El que hagan algo mal los niños y tenga una consecuencia no implica sufrimiento, debemos de quitar esa connotación negativa al momento de imponer una consecuencia sobre un acto. El que tu hijo viva en miedo de hacer algo mal no es lo mismo a que viva queriendo tomar decisiones correctas, la connotación negativa puede llevar a ansiedad en cambio el verlo de manera positiva lleva a un cambio en su mentalidad.

4. Dejar de creer que por ser mamá o papá no puedes divertirte con tus hijos

El hecho de que seas la autoridad no implica que no puedas ser divertido y pasarla bien con ellos. Cuando un niño tiene un problema no te lo platica, trata de jugar contigo, si tu le quitas eso a tu hijo le estas truncando la habilidad de expresarse. Puedes ser regañón y estricto y también juguetón y divertido, siempre hay momentos para todo y el que tu hijo aprenda que hay una dualidad en tu personalidad le sirve para entender que el también la puede tener.

5. Ser cariñoso

Los niños SIEMPRE necesitan cariño. Ya sea que lo demuestres de manera física o se lo digas con palabras es necesario para ellos. Hay estudios que demuestran que el recibir abrazos diarios mejora tu salud de manera notable, no les quites esa oportunidad a tus hijos. Aquí si es de cada quien pero mucho antes de tener hijos yo platiqué con Derek de este tema y acordamos que aunque tuviéramos niños ellos siempre lo iban a saludar de beso y abrazo incluso de grandes.

6. Cuidar las cosas que les dices a tus hijos

No es lo mismo decir: “Te equivocaste” a “Eres un tonto”, las cosas que les decimos a nuestros hijos forjan no sólo su personalidad y su manera de reaccionar ante el mundo sino también su autoestima. Es super importante que midamos nuestras palabras y las reacciones que tenemos ante situaciones. No podemos reaccionar de la misma forma ante un descuido que ante una travesura o algo más grave. Tengamos un termómetro de cuando reaccionar de que forma y cómo lo vamos a resolver. Es importante que al igual que las rutinas los niños tengan una constancia en nuestras reacciones para crear niños seguros. Es necesario que ellos puedan leer nuestras reacciones para que puedan sentirse seguros cuando se equivocan, que no porque tienen un descuido vas a dejar de quererlos o matarlos. Cada acción tiene una reacción (o consecuencia) pero es importante que las acciones tengan siempre la misma consecuencia para generar esa seguridad.

7. Family Time

Para que un niño crezca seguro y con un autoestima alto debemos invertirle tiempo no sólo en su educación sino también en convivir con ellos. Durante la semana los horarios son complicados y por eso vamos a tratar de que pase el mayor tiempo posible con los dos papas, pero para eso está el fin de semana también. Durante la semana, ya les había platicado que Derek baña a Sebastián y es como su bonding time, y cuando el vaya al colegio Papá va a estar encargado de llevarlo y mamá de recogerlo. Así, el también tiene tiempo a solas con cada papá porque los niños son compleeetamente diferentes con cada uno de nosotros. Y los fines de semana se dedican a hacer actividades juntos los 3, ir al parque, al cine, al zoológico, etc.

8. Más libros y menos Ipads, tele, videojuegos etc.

Me acuerdo que de chiquita lo que más me chocaba era que me regalaran libros, pero poco a poco fui aprendiendo a quererlos y hoy en día es lo que más me hace feliz. Crecí viendo a mis papás leer en las noches y cargar con 4-5 libros cuando nos íbamos de vacaciones porque los devoraban. Cuando salíamos a desayunar los domingos la parada que no podía faltar nunca era a Gandhi a escoger cada quien algo que leer esa semana. Cuando me entere que estaba embarazada y me fui de baby shopping mi parada obligada fue una librería. Mi pobre esposo cargo 20 libros (De los gruesos y grandes) en la maleta de mano por mi obsesión jaja Hoy en día ya todo está en el Ipad y la tele, aunque no estoy en contra de eso, debemos de fomentar la lectura a los niños. La lectura genera conocimientos y cultura y aparte de eso ejercita nuestra memoria, imaginación y sobre todo creatividad. En las noches antes de bañar a mi bebé, le leemos un cuento, aunque suene ridículo y no nos ponga mucha atención porque apenas tiene 5 meses les sirve para crear hábitos.

9. Estar en contacto con la naturaleza

DIARIO, otra vez si no me entendieron DIARIO debemos de estar en contacto con la naturaleza para tener un desarrollo sano. Aunque sea salir a pasear al parque o estar con el perro de sus suegros, debemos de fomentar el contacto con la naturaleza para los niños. No sólo para generar una consciencia del entorno sino también para fortalecer su sistema inmunológico.

10. Valores

No hay frase más odiosa de los abuelitos o gente mayor que “Esta generación no tiene valores” y por muy insoportable que lo sea es la realidad. No me refiero a que volvamos a ser una sociedad cerrada e intolerante sino a enseñar valores fundamentales para que los niños se sepan desenvolver en la sociedad. Debemos de escoger 5-10 valores IMPRESCINDIBLES para nuestra familia y fomentarlos diario, digo 5-10 porque no vas a poder inculcar toooodos los valores con el mismo vigor por lo que te recomiendo que aunque les enseñes todos te centres en pocos que creas que son los más importantes para ti. Por ejemplo, en mi casa debe de existir la empatía y el respeto (Va de la mano con la tolerancia) yo no creo en que debemos de ser tolerantes, porque el tolerar algo es como si estuviera mal y nosotros tuviéramos que aguantarlo. En mi casa se cree en el respeto, a todas las razas, creencias, orientaciones sexuales, gustos etc.

¿Qué opinan? ¿Qué “reglas” de crianza para ustedes son las más importantes? Platíquenme en mis redes sociales o aquí abajo en los comentarios

Besos,

Domenica

*Basado en los siguientes artículos*

*http://www.lovewhatmatters.com/boundaries-routines-and-early-bedtimes-13-habits-that-raise-well-adjusted-kids/

*http://www.lovewhatmatters.com/mentally-strong-kids-have-parents-who-refuse-to-do-these-13-things/

Las 10 cosas favoritas que cambiaron en mí cuando me convertí en mamá

1. Mi cuerpo

Todo mundo te lo advierte y te lo dice y te lo repite y ¿Sabes qué? Yo no lo creí hasta que lo viví. No se si cambia para bien o para mal, si te gusta o no tu nuevo cuerpo pero la realidad es que si cambia y cañón. La panza no es tan firme como antes, las boobs (En mi caso) se hicieron mil veces más chiquitas y necesitan más apoyo para estar donde estaban antes jaja. El pelo, la cara, hasta mi cadera. Todo cambió. Aunque ahorita estoy mucho más flaca y tengo mejor cuerpo les juro es diferente. Pero si les digo la verdad, me gusto más ahorita pero si me costo ehhh y mucho.

2. Mi nombre

Ya no soy Domenica a secas, soy Domenica la mamá de Sebastián. Y en muuuuchos casos ni siquiera el Domenica se saben. Ya pasas a ser como pertenencia de alguien, ya no te conocen por ti sino por tu hijo. Y lo peor es que ni siquiera ha entrado al kínder pero poco a poco vamos perdiendo esa independencia y esa autonomía, como mamás nos convertimos en segundo plano para darle campo abierto a nuestros hijos.

3. Mis prioridades

Todo gira entorno a lo que necesite mi bebé, si los dos necesitamos ropa adivinen cual compramos antes? Sí necesita dormir y estamos en un restaurante mientras comemos, primero lo duermo y luego termino de comer. Poco a poco una vez más nos vamos dejando en segundo plano, pero al final a todo nos adaptamos y yo a esto ya me adapte. No se si este bien o mal, pero al final disfruto cada etapa de mi vida y esta etapa toca así.

4. Mi personalidad

Lo crean o no si cambió. Antes de tener bebés era muuuuucho más cuadrada y obsesiva y hoy en día aunque lo sigo siendo y en muuuchas cosas es más marcado, en otras me aliviane cañón y más con un bebé niño. Aprendí que no pasa nada si se le cae el chupón al piso y se lo doy sin esterilizarlo, que no pasa nada si un perro (Doméstico) le chupa la cara, que tengo que aprender que se va a manchar, raspar, caer y hasta lastimar porque es parte de su aprendizaje y que hasta lo tengo que impulsar. Antes de tener bebés creía que iba a ser mucho más estricta y hoy en día me doy cuenta que me aliviane mucho más de lo que alguna vez pensé.

5. Mi habilidad para delegar

Igualiiito que con el de arriba, aprendí a delegar cosas y que las hicieran a su manera. Derek hace las cosas diferente a mí y no están mejor ni peor, aprendí que el tiene su estilo y yo el mío y tengo que respetarlo y que Sebastián lo disfrute igual que me disfruta a mí. Habrá veces (MUCHÍSIMAS) en que se me haga el hígado chicharrón pero aprendí que el también sabe lo que es mejor para Sebastián digo al final es su papá, jaja.

6. Mis necesidades

Les juro si antes me hubieran dicho que dormir 3 horas seguidas en la noche era una buena noche de descanso me hubiera reído eternamente. Hoy en día ya no necesito 8 horas de dormir seguidas para sentirme descansada, con que pueda dormir en lapsos de 3-4 horas ya la hice al día siguiente. Igual la comida, con comer 2 veces al día me conformo cuando antes si no tenía 5 buenas comidas me hubiera sentido fatal jaja.

7. La confianza en mi misma y en mi intuición

Antes, no confiaba tanto en mi instinto y en lo que yo creía correcto. Todo tenía que pasar por un filtro (Llámese mamá). Hoy en día aunque me ha costado mucho poco a poco he aprendido que quien más conoce a Sebastian soy yo, que si llora, ríe, se mueve o hace algo la que sabe que le pasa, cuando y porque al final del día soy yo. He aprendido a confiar en que se exacto lo que estoy haciendo y porque lo hago de esa forma, pese a quien le pese y me critiqué quien me critiqué.

8. Mi relación con Derek

Aunque antes de tener un bebé era increíble mi relación, hoy en día siento que es mucho más sólida que antes. Ahora realmente mi familia son mi prioridad, ellos están antes que todooo lo que pase afuera y los demás. Aunque sigo amando a mis hermanas y mis papás ahora tengo que ver primero por el bienestar de Sebastián y de Derek. Eso fortaleció muchísimo nuestro vínculo y nos hizo llevar nuestro matrimonio a otro nivel. Los dos nos apoyamos y confiamos el uno del otro sin importar que pase y creo que es es algo que no cambiaría por nada.

9. Mis aspiraciones y sueños

A pesar de que siempre dije que el ser mamá iba a llenar cada átomo de mi cuerpo y cada rincón de mi alma, al convertirme en una me di cuenta que no, y que no pasaba nada. Me di cuenta que una parte de mi siempre va a ser ambiciosa y con muuuchas aspiraciones grandes y sueños aun mayores. Cuando decidí que iba a empezar el blog mucha gente no entendía como podía querer algo más que solo ser mamá y que había decidido hacer las dos cosas, pero al final tomé la decisión yo solita y es una de las mejores que he tomado en mi vida. Aunque me encanta ser mamá y es lo que más disfruto en el mundo, el haber empezado el blog me ayudo a sentirme independiente y con un propósito como antes de tener a Sebastian. Y al final como es un blog de maternidad y de bebés me ha servido mucho también el estar en contacto con otras mamás y compartir esta experiencia con ellas.

10. Mi vida social

Antes de tener a Sebastian no había cosa que más me gustara que ir a tomarme cafés eteeernos con mis amigas, salir a cenar o a comer y de vez en cuando ir a fiestas. Hoy en día sigo disfrutando de ver a mis amigas pero de otras formas, los cafes eternos los cambiamos por idas al parque, las sobremesas de horas las cambiamos por terminar de platicar en los juegos con los bebés y las salidas a fiestas pues esas si se quitaron por completo jaja. Y no sólo los planes cambiaron sino mis amistades, he conocido muchísima gente que se ha vuelto super importante en mi vida a través del blog y soy feliz de explorar esta nueva fase en mi vida. Les juro que si les digo que antes no hablaba con nadie de lo penosa que era nadie me lo cree jaja ahora me hago amiga de todo mundo en los eventos y me encanta explorar esta nueva parte de mí!

¿Que cambios sufrieron cuando tuvieron a sus bebés o que cambios les dan miedo a las que no los han tenido? Platíquenme en mis redes sociales o aquí abajo en los comentarios.

Besos,

Domenica

Mis 10 favoritos de los eternos últimos días de embarazo

1. La emoción e incertidumbre

Literal estas a nada de conocer a tu bebé y estos últimos días están llenos de emoción e incertidumbre. Me frustraba mucho no saber en que momento iba a nacer o cuando ya era trabajo de parto de verdad! Pero viendo hacia atrás creo que es lo más padre, que la vida te puede sorprender en cualquier momento.

2. El lugar de estacionamiento

Si eres como yo desde el mes 1 aprovechaste esta pequeña ventaja de estar embarazada, así que sácale jugo a estos últimos días de poderlo usar, porque después te toca buscar lugar como cualquier mortal jaja :(. PD (Debería de existir una opción igual para mamás con bebés chiquitos no? jaja)

3. Date nights ( aunque sea en tu casa, el tiempo a solas con tu esposo)

Ya seeee que estás muerta, que no te queda ya nada porque estás o hinchada o a punto de reventar de lo panzona, que lo único que quieres es conocer a ese bebé con el que llevas soñando mínimo los últimos 9 meses de tu vida. Pero les juro que van a extrañar estos momentos de estar ustedes dos solos, olviden por un minuto que ya va a nacer ese bebito y tómense un tiempo para ustedes, vayan al cine, a cenar o quédense en casa pero no hablen del elefante en el cuarto (¡LITERAL!) simplemente hablen de ustedes y de como están, como les fue en su día etc. A veces olvidamos que podemos ser una pareja sin tener que tener un bebé.

4. La maleta del hospital

Prepárala con tiempo y calma, mete todo lo que no necesites usar día a día para nada más dejar lo mínimo para meter cuando ya se vayan al hospital. Lleva un camisón o ropa bonita para recibir a tus familiares y amigos, una pijama cómoda para dormir, make up y una almohada para dormir bien en el hospital.

5. App para medir contracciones

Hay miles y super fáciles de usar, escoge la que más te guste y tenla lista, porque en cualquier momento la vas a necesitar. No empieces a medirlas hasta q realmente no sientas que se empiezan a hacer cada vez más constantes y más dolorosas, les juro no hagan el mismo error que yo. Cada mínima presión que sentía empezaba a medirlas y me desespere horrible. Acuérdense que la olla vigilada nunca hierve (Soné a abuela pero es cierto jaja )

6. Los falsos trabajos de parto

Los aprenderás a amar justo cuando veas lo que duele el verdadero jaja. Aparte de que te van preparando poco a poco a que tu bebé se acomodé para un trabajo de parto exitoso. Lo que yo investigué durante mis laaargas horas de aburrición es que tu solita paras el trabajo de parto cuando te pones nerviosa o te da miedo, debes de aprender a fluir con el para que estas contracciones braxton hicks evolucionen a unas de verdad.

7. Tu panza

Como extraño esa panzota que no me dejaba dormir por las noches, que me acompañaba a todas partes y que se bailaba conmigo a la hora del baño. Esto es lo que más me gusto de estar embarazada y lo que más extraño ahora que ya nació mi bebé, en estos últimos días tomate muchas fotos y de verdad agradece a tu cuerpo lo que hizo por ti y por tu bebé estos últimos meses.

8. Sandalias o zapatos muy sueltos

Literal no me entraban otros zapatos que no fueran mis sandalias Birkenstock. Toma mucha agua para poder evitar que se te hinchen (tanto) los pies, y que tu esposo te consienta por las noches con un masaje.

9. Monitoreos

Cada semana que nos tocaba ir con el doctor me emocionaba a ver si esta vez las contracciones que sentía eran reales, tristemente no jaja. Me encantaba esa emoción de ir a ver a nuestro bebé tan cómodo en la panza que no quería salir!

10. La primera contracción real

Wow, wow, wow. ¿Ven esa frase odiosa que dice tooooodas las mujeres que ya tuvieron bebés? “Nooombreee vas a saber cuando sean contracciones de verdad” Pues si, efectivamente. Yo también se los digo, te vas a dar cuenta perfecto cuando sea trabajo de parto de verdad. ¡Y que emoción! ¡Quiere decir que en horas (chance días) vas a conocer a tu bebé, así que aunque suene ridículo lo que voy a decir disfruta las contracciones también!

¿A ustedes se les hicieron largos los últimos días? ¿Que recomendaciones les dieron que les funcionaron? ¡Comenten en mis redes sociales o en los comentarios de aquí abajo!

Besos,

Domenica

Las 10 promesas favoritas que nos hicimos Derek y yo!

1. Respetar nuestra manera de críar

Muchas veces sobre todo las mamás tenemos esta idea de como se tienen que hacer las cosas y no dejamos que el esposo las haga diferentes. Veo en muchos matrimonios y papas como se quejan las mujeres de que el esposo no las ayuda pero cuando lo hace solo se la pasan criticando lo que hace y como lo hace. Desde que nació Sebastian me quedó claro que Derek y yo somos muy diferentes a la hora de criar a nuestro bebé y desde el principio quedamos en respetar nuestro estilo. No me refiero a polos opuestos o que uno sea el bueno y el otro el malo, simplemente hay cosas que el hace diferentes a mi y no pasa nada, es más enriquece su convivencia con Sebastian. Cuando cada uno tiene su estilo de hacer las cosas se crea una complicidad entre el papá o mamá y el bebé única, cada quien tiene sus cosas favoritas que hacer con Sebastian y sabemos que aunque la otra persona lo trate de hacer igual no es exactamente lo mismo.

2. Escucharnos antes que a cualquier otra persona

Cuando tienes un bebe estas tan en la luna y tienes tanta información a tu disposición que es difícil discernir a cual hacerle caso y a cual no. Lo que he aprendido con el tiempo es que primero le hagas caso a tu intuición y segundo a la intuición de tu esposo. Las personas que más conocen a su bebé al final son ustedes dos, escúchense y platiquen las cosas. Antes de tomar una decisión, platíquenlo entre ustedes y tomen la decisión solitos. A veces estamos tentados a escuchar más a nuestras mamás, suegras, tías etc porque son mujeres, pero si le das una oportunidad a escuchar a tu esposo, te vas a sorprender de lo mucho que te puede ayudar el también.

3. No hablar nunca mal de la otra persona frente/con nuestros hijos

Esta es SUPER importante, y la hicimos principalmente por experiencia propia (Mía) Mis papás se divorciaron cuando yo tenía 13 años, y la verdad de mis tres hermanas a la que más le pegó fue a mí. Durante muchos años mis papás se desahogaban de sus broncas conmigo y era horrible, al final entiendo que pasaron por un proceso y que perdieron a su pareja y a la persona con la que pensaban que iban a pasar el resto de sus días. Pero para mí seguían siendo mi mamá y mi papá. Cuando crecí decidí que nunca iba a hacerle eso a mis hijos estando casada o divorciada. No debemos de meter a nuestros hijos en pleitos que no son suyos, a la larga les hace daño a ellos y a nosotros también. Esto aplica de la misma forma con las personas a nuestro alrededor, debemos cuidar lo que decimos de la otra persona porque a ti se te olvida el día de mañana, pero a las demás personas no.

4. Darnos un break y ayudarnos

Cuando tienes un bebé es muy desgastante el día a día, es tedioso y muy monótono. A veces necesitamos que nos ayuden, que se queden con el 20 minutos para descansar un rato más. Poder ir a jugar golf una mañana o irte al spa. Esos breaks que nos damos nos sirven cañón para centrarnos y volver a cargar pilas. Aunque podemos depender de las otras personas a veces también yo en lo particular me quedo más tranquila cuando Derek cuida a Sebastian que alguien más. Se que el esta con su papá y que sabe perfecto que hacer así que de vez en cuando me doy una escapada y él también.

5. No pelearnos enfrente de nuestros hijos

Otra SUPER importante, los niños no tienen porque enterarse de nuestras broncas maritales jaja. Hay veces que si te gana y truenas y te pones a discutir, pero tratamos que sean las menos para que no tenga esa imagen Sebastian de sus papás. Todo mundo discute y se pelea, sí. Pero los niños no tienen porque enterarse.

6. Cada quién se encarga de su familia

Cuando tienes a un bebé de por medio TODO se complica. Muchas veces tenemos que lidiar con límites en nuestras familias, regalos, pleitos etc. y se puede volver un tema medio complicado. Por eso en mi familia nos pusimos esta regla, yo me encargo de los míos y tu de los tuyos. Así nos quitamos de broncas con la suegra y tratar de llevar la fiesta en paz lo mejor posible.

7. Siempre ponernos por encima de todo

Antes de tener bebés a mi me costaba mucho entender que ahora mi familia era Derek y que el era mi prioridad por encima de todooo (Mi mamá, papá, hermanas etc) y la verdad si tuvimos muchas peleas por eso. Ahora que tenemos a Sebastian entiendo que ellos dos van por encima de cualquier cosa y siempre busco su bienestar. Aunque nos provoqué pleitos con familias la verdad es que hemos aprendido a que primero estamos nosotros 3.

8. Nunca contradecirnos ni corregirnos enfrente de los hijos

Hay veces que se te bota la canica, o pierdes completamente la paciencia y gritas de más, te desesperas de más y pues si hay veces que te pasaste con el regaño. Pero lo que hemos dicho Derek y yo es no contradecirnos o corregirnos enfrente de nuestros hijos, siii habrá veces que acabado el regaño ya que estemos solos le diga a Derek: “Te pasaste no era para tanto” o que el me diga a mi que perdí los estribos. Pero si no lo hacemos frente a los niños, no va a existir este tema de “Mi mamá esta loca” y mi papa es lo máximo. (O bueno eso creo yo, chance y lo siguen diciendo jaja)

9. Darle la misma importancia al tiempo solos como al tiempo en familia

Cuando lees un artículo de un blog o revista de cosas que hacer cuando tienes un hijo, una de las primeras cosas que dice es que tienes que darte tiempo en pareja y sí creo que es super importante, pero es igual de importante darte tiempo en familia. Como les he platicado entre semana se complica un poco estar los 3, así que en los fines de semana tratamos de hacer actividades que nos gusten a los 3 para compensar esos ratos entre semana.

10. Estar en esto juntos

Una cosa que siempre le dije a Derek es que cuando tuvieramos un bebé iba a cambiar la dinámica, los planes y las vacaciones que antes hacíamos. Ahora iba a girar entorno a que podemos hacer los 3 juntos, y el lo entendió muy bien. Ahora sabemos que aunque es complicada esta etapa y a veces nos desesperamos el chiste de todo es vivirla juntos, si no podemos salir, no sale ninguno de los 2. Si no podemos ir con niños pues ni modo, no vamos. Si nos salimos de comidas temprano para bañar a Sebastian no pasa nada siempre y cuando lo hagamos juntos. Todo eso nos ha ayudado y sobre todo me ha ayudado a mi a no sentirme tan sola en este proceso, se que a pesar de que hay miles de cosas que no puedo hacer, todo es temporal y que el día de mañana que ya pase esta etapa Derek va a haber vivido lo mismo, y lo vivimos juntos.

¿A qué acuerdos llegaron sus parejas y ustedes antes de tener hijos? ¿Platicaron estos temas o no? Comenten en mis redes sociales o aquí abajo en los comentarios.

Besos,

Domenica